28/1/12

Un millón de derrotas

Como todo en la vida, tiene un principio y un final....
Hoy mi corazón o mi estupidez natural
se niega a aceptar, que cuando tu no estas
esta necesidad de sentir tu mano sobre la mía
crece y atormenta mis días.

Me siento sobre el escritorio lunar
donde las energías fluyen y mi alma parece explotar
con tantas claves por descifrar, veo mi reflejo y pienso
que algún día tuve todo y hoy nada tengo...

Soy mi propio enemigo, pues me repudio a mi mismo
menosprecio lo que soy, lo que e hecho de mi,
camino mentalmente a tus brazos
consciente de que me odias tanto como yo.

Al final de un papel a medio escribir,
solo puedo escuchar el viento soplar
que me tatúa en la piel la palabra soledad...
Soledad que quizás ame, que quizás me ama mas que tu...

Termino reposando mi cara sobre mis manos
con un gesto de llanto, con una voz a medio paso
tratanto y tratando de romper ese cristal de emociones
que en el mundo normal destroza corazones...

Entiendo pues, que lo que e hecho de mi
solo es lo que siempre temí
lo que ahora soy y en lo que me convirtió
tu falso amor, es el sabor amargo que percibo al despertar.

1 comentario: